miércoles, marzo 15, 2017

LAS PLAYAS DE HUARMEY II: LOS GRINGOS, LOS PERDIDOS Y LA COCINITA.


¡Hola gente mochilera! Les escribo para contarles sobre tres puntos geniales que conocí el fin de semana pasado en la siempre impresionante costa de Huarmey. 

Se trata de: (1) los arrecifes conocidos como "Los Gringos", (2) playa "Los Perdidos" y (3) playa "La Cocinita". 

Para empezar el recorrido nos encontramos en la Plaza de Armas de Huarmey, de donde partimos para el Kilómetro 310 de la Panamericana Norte e ingresamos para un lugar desde donde podemos observar los arrecifes como "los gringos" y la "Gruta de Santiago".

Luego de las selfies y fotos de rigor nos dirigimos hacia la primera playa de la mañana: los perdidos, ubicada a unos 15 minutos (aproximadamente en el kilómetro 307 de la Panamericana Norte). Sobre el nombre hay dos historias que narraré brevemente. 



La primera habla sobre una comitiva que llevaba piezas de oro destinadas al rescate del Inca Atahualpa, sin embargo llegaron las noticias de que había sido ajusticiado y decidieron esconder el oro enterrándolo. La historia salta 500 años y nos lleva a una persona que encontró una de estas piezas. Años después llegan noticias de que una pieza con las mismas características se encontraba expuesta en un museo de New York. Y tenía una etiqueta que decía: "El Maltino, Huarmey, Ancash". 


La otra historia habla de un pescador que salía  a pescar en la noche. Cuentan que un día volvió a su casa más temprano de lo habitual y encontró a su mujer con otro. Lejos de volverse loco, simplemente se fue de su casa y decidió vivir en una gruta ubicada en la playa. Tiempo después, al salir a la playa apareció una niebla de la que no regresó jamás. Sin embargo, cuentan que si estás en la playa y aparece una extraña niebla podrás escuchar la ronca voz de un señor que te pone la mano en el hombro y te pide un poco de carnada. Claro, al girar la cabeza no verás a nadie. 



El siguiente paso fue recorrer la costa entre "Los Perdidos" y "La Cocinita". El camino es bastante divertido: hay que trepar un poco, cruzar por el agua y mucho más. Una genial experiencia para los amantes de la playa y las caminatas. 

Y finalmente llegamos a la meta de este recorrido: "La Cocinita". Ésta es una playa un poco escondida, ubicada entre los arrecifes de la zona. Cuando la marea está alta las olas son un poco fuertes, pero al fin y al cabo es una playa encantadora.



Y después de una buena caminata lo normal es deshidratarse. Es por eso que nuestro guía Santiago llevó un cooler con algunas bebidas para que la gente pueda refrescarse. Incluso puede sorprenderte con un exquisito chilcano a orillas del mar. Nada mejor, ¿cierto?

En la cocinita pasamos el resto de la agradable mañana y (aproximadamente a las 2 pm) llegó la hora de partir. Salimos del agua y emprendimos la subida hacia donde estaba nuestra movilidad y partimos de regreso a la ciudad, sin olvidar la hermosa experiencia que habíamos vivido.





Nuestros agradecimientos a Huarmey Tours y en especial a Santiago (980-832-115), quien fue nuestro guía en esta divertidísima experiencia. Es importante resaltar que la hermosura de esta experiencia radica en lo alejadas que están estas playas del bullicio de la ciudad, de hoteles y restaurantes. 

Es por esto que, si las vamos a visitar, por favor tomar en cuenta dos puntos:
1. Para ir es muy recomendable tomar servicio de guiado, ya que puede ser peligroso en ciertas partes para alguien que no conoce.
2. Mantener limpias las playas y no llevar contaminación con nosotros (ni siquiera acústica).

Dicho esto, les deseo buen viaje y un gran abrazo mochilero.

jueves, febrero 23, 2017

LAS PLAYAS DE HUARMEY: TUQUILLO Y POSITAS

Hola gente, les dejo una guía rápida para que puedan visitar las playas de Huarmey. Pero claro, primero vamos a conocer las más conocidas: Maracaná, Tuquillo y Positas. 

Llegar a HUARMEY es facilísimo: un bus ya sea en Fiori o (entre 18 - 25 soles) en Plaza Norte y en aproximadamente 4 horas y media estaremos llegando. Al final del artículo les dejo tres recomendaciones de "viajero frecuente" para los interesados. 

Tuquillo
Una vez llegados tenemos dos opciones: o vamos de frente a la playa o buscamos hospedaje. En el segundo caso les dejo la lista oficial de Mochilea Perú (https://goo.gl/LjyBDz) .En nuestro caso nos alojamos en el hotel Tampuillari, donde Don Enrique (con su buen humor característico) nos recibió con mucha efusividad, además de un excelente servicio (¡y frente a la Plaza de Armas!).


Las Positas

¡A LA PLAYA!

Para ir a la playa podemos tomar movilidad desde una de las esquinas de la plaza y de ese paradero a una cuadra hay otro (por todos lados hay minivan con rumbo a Tuquillo). EL precio es 3 soles por cabeza y en menos de 10 minutos ya llegamos a la playa. 


Una vez en el balneario de Tuquillo observamos dos playas: Maracaná a la izquierda y Tuquillo a la derecha. Ahora, si nos aventuramos un poco más allá de Tuquillo vamos a encontrar (cruzando un pequeño cerro) la playa "Las Positas". 

Tuquillo
Cuando llegué Maracaná no estaba en las condiciones de recibir visitantes por diversas situaciones que me comentaron, por eso la obviaré. Tuquillo, por otro lado, estaba hermoso y aprovechamos para entrar un rato. Genial la playa. Más tarde, subiendo un poco el cerro llegamos a la cima donde nos tomamos unas impresionantes fotos. Por ahí fuimos bajando a Las Positas, que no es más que una pequeña playa formada detrás de los rompeolas, de manera que la profundidad es mínima y las olas no llegan con mucha fuerza.

Tuquillo

Tuquillo

Las Positas

Las Positas
LA COMIDA

En la ciudad comimos un dúo marino (que fue servido con ganas) que nos encantó. Un buen ceviche y chicharrón mixto. No trocitos, sino porciones reales de mariscos y pescado marinados y fritos al punto. El ceviche también rico y fresco. ¿El lugar? Olas Huarmeyanas. ¿Regresaremos? Definitivamente. Por otro lado, el segundo día almorzamos en la playa. Entonces elegimos el restaurante "San Martín": un bonito local, con piscina para niños y un excelente servicio. La sazón épica y la presentación no hizo sino aumentar nuestro apetito. Se los recomiendo totalmente.





LA FUGA

El regreso puede ser un poco complicado, en especial si es por la tarde (a partir de las dos). Les recomiendo estar a la 1 p.m. en el terminal y consultar los precios y horarios de salidas. Si se les hizo tarde o no llegan buses pueden ir hasta Barranca en colectivos (unos 15 soles) y en Barranca ir al terminal de Turismo Barranca. El pasaje a Lima es de 15 soles.


Para terminar las tres recomendaciones de "viajero frecuente":
1. No viajen en Erik El Rojo; más allá del estado de los buses hace cien mil paradas en el camino, lo que aumenta el tiempo de viaje y el estrés.
2. Si toman el bus después de las 8 de la mañana, lo más probable es que hagan una parada para almorzar al medio día. Esta parada suelen hacerla en dos puntos. El primero está a unos 200 o 300 metros del terminal de Huarmey, por lo que es tu decisión comer ahí o caminar a Huarmey a buscar otro lugar. En el segundo caso hace la parada a unos kilómetros de Huarmey, lo que dificulta movilizarnos por nuestra cuenta, así que o comemos o nos esperamos. 

3. Si viajan en la mañana les recomiendo llevar panes o comprarlos en las afueras de Fiori. En el carro sólo venden dulces o frituras suaves (papas fritas, camotes, chifles, etc.)

Bueno, estimados, los dejo porque me voy a buscar más playas para ustedes. Y para mí, por supuesto.

EXTRA: Les recomiendo descargarse este aplicación de SUTRAN para denunciar y/o reportar las irregularidades durante su viaje.
Les dejo el zelda: https://goo.gl/uorP8r 

Ahora sí los dejo. Un abrazo mochilero.

miércoles, febrero 22, 2017

AZPITIA: ENTRE LA AVENTURA Y LA GASTRONOMÍA

El objetivo de un viaje es pasarla bien. Ver lugares fuera de nuestro entorno cotidiano, disfrutar de una gastronomía distinta y quizá un poco de aventura. Pues esto es algo que Azpitia conoce muy bien: verdes campiñas bajo un hermoso cielo azul, delicias gastronómicas y una variada carta de deportes de aventura. Además de hoteles, restaurantes y otros servicios que nos darán una estadía cómoda y divertida.

Pero empecemos con que Azpitia es un sitio clave en cuanto a producción de frutas, por lo que ya nos podemos imaginar la extensa variedad de postres y delicias que nos ofrecen. Ahora, si le agregamos que una de las paradas obligadas en Azpitia es "La Casa de la Cremolada" pues nos imaginamos cuantas deliciosas variedades podremos comer. Y por experiencia propia debo decir que TODAS son muuuy recomendables.


Julio y Mirtha, de la Casa de la Cremolada
LOS PAISAJES

Gracias a la ubicación de Azpitia podemos tener una hermosa vista del río Mala, de los sembríos, el valle y el impresionante cielo azul. Y es que hay un bonito mirador a lo largo del río, desde donde podemos tomar fotos o simplemente sentarnos a mirar la naturaleza.

Valle del río Mala
LA GASTRONOMÍA

El segundo punto del que hablé es la Gastronomía. En este contexto Azpitia posee un legado histórico en lo que refiere a platos en base a camarones. Sin embargo, en mi última visita descubrí un restaurante en el que comí algunos platos ganadores, como un lomo saltado al pisco completamente épico o una causa de langostinos que comería por el resto de mi vida. El restaurante en mención es la Posada del Cielo. Nunca el nombre de un local fue tan descriptivo.

Lomo Saltado - La Posada del Cielo
Ceviche - La Posada del Cielo
Causa de Langostino - La Posada del Cielo
Por otro lado, vamos a encontrar una gran variedad de vinos y piscos. ¿Cuáles son los mejores? Pues no podría decirles, pero la verdad hay muchísimos y siempre dan a degustar, como que ahí los van escogiendo. Una opción puede ser en el viñedo de Don Carlos, como que conducen las cuatrimotos y de ahí compran sus vinitos pues.

Piscina - La Posada del Cielo


Juegos Infantiles - La Posada del Cielo
Y para completar esta mágica receta para pasarla genial falta el último ingrediente: AVENTURA. Y para esto les voy a mencionar tres lugares y definitivamente se los voy a recomendar porque son ÉPICOS.

LA AVENTURA 

En primer lugar vamos a las cuatrimotos del Viñedo Don Carlos. Claro que todos hemos conducido una cuatrimoto, ¿no?, pero ¿cuantas veces dentro de un viñedo? Es una gran experiencia y ofrecen distintas opciones (para cada bolsillo) y hay opción a escoger más de un circuito. ¿Qué esperas?


Cuatrimotos #1 - Viñedo "Don Carlos"
Cuatrimotos #2 - Viñedo "Don Carlos"
El segundo punto es el "Parque de Cuerdas" de "El Mayoral de Azpitia". Nos presentan diversos retos y desafíos que se realicen desde "casi" en el suelo hasta los 12 metros de altura. ¿Te atreverías?

Parque de Cuerdas - EL Mayoral de Azpitia

Parque de Cuerdas - EL Mayoral de Azpitia

Finalmente encontramos el CANOPY. Tiene poco tiempo en Azpitia, pero ya se están consolidando como una actividad fija. ¿Estás listo a cruzar el río a más de 900 metros de altura? Prepárate para una buena dosis de adrenalina.

Canopy "Azpitia"
Cabe resaltar que todas las actividades mencionadas cuentan con las medidas de seguridad necesaria para evitar cualquier tipo de accidente. Y así puedes divertirte seguro.

Ahora sí los dejo. Me voy de viaje a buscar nuevas rutas. 

AGRADECIMIENTOS ESPECIALES:

"La Casa de la Cremolada"
Teléfono: 721 9473
Facebook: https://goo.gl/FrJEzJ  

"La Posada del Cielo"
Teléfono: 966 427 148
Facebook: https://goo.gl/wT8oYR  

"Viñedo Don Carlos"
Teléfono:989 220 072

"El Mayoral de Azpitia"
Teléfono: 988 462 967

Un abrazo mochilero.

martes, febrero 14, 2017

CELEBRANDO CON PISCO SOUR EN SANTA CRUZ DE FLORES



Si viajamos al Sur de Lima pasamos por diversos distritos, famosos por sus playas, como por ejemplo Punta Hermosa, Punta Negra, San Bartolo, San Antonio, Asia y más. Pero si nos desviamos un poco en el Km. 82 hacia el ESTE, encontramos Mala y luego un distrito de nombre Santa Cruz de Flores. Quizá no lo sabemos pero es un acogedor distrito con gente cariñosa y  conocido por su gran producción de vinos y piscos . 


Quizás te ubiques si recuerdas Azpitia, conocido como "el balcón del cielo", un bello lugar al sur de Lima ubicado en el valle del río Mala. Es ampliamente conocido por sus camarones, vinos y pisco; y es uno de los anexos de Santa Cruz de Flores.





Santa Cruz de Flores es un lugar extremadamente tranquilo, rodeado de montañas y aire puro, lo que nos recuerda lo cerca que estamos de alejarnos del caos de la ciudad. Pero para los que valoran tanto la paz como las celebraciones, Santa Cruz de Flores siempre tiene alguna fiesta que disfrutar, con festivales de comida, venta y degustación de vinos y piscos, música en vivo y muchísimo más.




El 05 de Febrero, día de la celebración, probamos el popular Pisco Sour (total, era lo que se celebraba) y el delicioso Picante Florino. 




Para los que no lo han comido nunca les diré que es nunca había probado algo así y que es delicioso. El resto del día se pasó entre bailes de marinera, exhibición de caballos de paso, degustación y mucho más. Otro factor a tomar en cuenta al visitar San Cruz de Flores es la calidad de la gente: para los que estamos acostumbrados a la frialdad de la gente en la capital, salir de Lima es una hermosa experiencia porque nos encontramos con gente amable y cálida. 







Y por si eso fuera poco, en Santa Cruz, además de las vitivinícolas que podemos encontrar, es preciso visitar en la Plaza de Armas la torre del reloj de cuatro caras y el portal de la iglesia (que soportó dos terremotos), así como para los interesados en la arqueología, los restos de Ollería. Lo mejor de la visita a este último lugar es poder visualizar desde la montaña los viñedos y sembríos en los alrededores.




En próximos artículos hablaré de Azpitia y de los atractivos de Santa Cruz.

Un fuerte abrazo mochilero.

martes, enero 31, 2017

EL MUSEO DEL PISCO DE PACHACAMÁC

Hola gente, ¿cómo están? Hoy les dejo una artículo sobre un lugar muy especial que representa un proyecto que tiene más de 10 años. Un museo delirante lleno de pinturas, esculturas, especies de flores exóticas y muchos objetos, la gran mayoría de ellos relacionados a la fabricación de vino o pisco. 

Chicharrones
La llegada es bastante sencilla, basta con tomar uno de los carros que van para el sur (Lurín, Punta Hermosa, San Bartolo, etc.) y debemos indicar que bajaremos en la entrada a Pachacamác. Está a unos minutos del museo de sitio de Pachacamác y de las famosísimas "Chicharronerías de Lurín". Bajamos en el desvío y vamos en cualquier carro que diga Pachacamác o Manchay. La última parada es en el semáforo y procedemos a caminar hacia el jirón Lima (la última entrada hacia la derecha). 

Al ingresar nos recibió Pedro Lariedo, quien actualmente es dueño de este hermoso lugar. Con respecto a las visitas nos comentó que están siendo organizadas por la municipalidad de Pachacamác. 

Lo siguiente fue empezar el recorrido: al inicio encontramos el salón principal, donde   podemos encontrar variedad de obras de arte y muchos objetos relacionados la Cultura del Pisco. Bajando unas escaleras que nos llevan a la bodega en donde encontramos gran cantidad de barriles y algunos alambiques. Pero dejemos que la imágenes hablen.




Otro ambiente importante es el patio interior, el cuál está repleto de diversos objetos que llamarán nuestra atención y nos harán soñar con los exóticos y distantes lugares de donde provienen. Para llegar al patio pasaremos por  dos pequeñas habitaciones será el delirio para los amantes de las antigüedades. 


Para finalizar nos despedimos del amable Pedro con la promesa de reunirnos nuevamente y nos fuimos a caminar y conocer un poco más de Pachacamác. 


El siguiente punto a visitar fue el C.P. Cardal, ubicado a unos 15 minutos (en auto) de Pachacamác. También podemos hacer uso de mototaxis (aunque el viaje es un poco más accidentado). A pesar del sol reinante nuestras expectativas eran altas. lamentablemente el paseo no estuvo a la altura de las mismas.


Llegamos a Cardal y encontramos una caseta a la entrada del Cerro de "Pan de Azúcar" y pagamos el importe de la entrada (S/.2.00). Me alegró esto, debido a que  significaba que le estaban dando mayor interés  al cerro de Pan de Azúcar, un importante recurso turístico de ese poblado, pero la sorpresa es que no se le está dando un mantenimiento adecuado. El manantial casi sin agua y bastante descuidado. El camino a la Piedra del Amor estaba en pésimo estado (además había basura) y al llegar encontramos que estaba pintarrajeada por los nombres de muchas parejas (de vándalos al parecer) que no encontraron mejor manera de celebrar su amor que escribiendo sus nombres y malogrando el atractivo turístico del lugar. Pero por otro lado está claro que no limpian el lugar ni una vez al mes.

Cuando vas de paseo y el camino está en mal estado.
Volvimos a Pachacamác desanimados y con únicamente las ganas de volver a Lima. Una amable familia nos llevó a la plaza (el transporte público para regresar es muy escaso) y nos encontramos con un lugar muy bonito, una plaza llena de vida y una feria con variedad de dulces, bocaditos, artesanías, regalos, vinos, piscos y muchísimo más. Todo a precios bastantes accesibles al público (una buena porción de causa S/.3.50). Y para cerrar la tarde nos despidieron con serenata fiesta criolla que la gente agradecía rompiendo en sentidos aplausos. Un divertido fin para la jornada de ese día. 

Prometo que no será lo último que sepamos de Pachacamác, aún hay mucho por visitar y les prometo que lo haré. 

Hasta la próxima. ¡Un fuerte abrazo mochilero!

MOCHILEA PERU

Un blog hecho por y para amantes de viajar.