viernes, enero 13, 2017

¿RASPADILLA Y CEVICHE EN GAMARRA?

El Sábado pasado estuve de compras por el Emporio Comercial de Gamarra y fue una experiencia agotadora. Sin embargo, debo decir que entre los gritos de los jaladores, el intenso tráfico y el agobiante calor encontré dos buenas razones para ir con una sola motivación: comer rico.

Les dejo dos opciones para disfrutar de una visita a Gamarra: el primero, el absoluto rey de las raspadillas, Garibay; el segundo, es un food truck con poco tiempo pero mucha sazón.

Yohan Alberca, Armando Garibay (hijo) y Armando Garibay (padre)

RASPADILLAS "GARIBAY"

Si hay algo que adoro del verano es la cantidad de bebidas frías que inundan la ciudad. Raspadillas y cremoladas por doquier, pero sólo una puede ser la ganadora. Como un gran fanático de las raspadillas he probado distintas a través de diversos distritos de Lima y balnearios, pero definitivamente esta es la mejor que he probado. 



Raspadillas Garibay es un negocio que empezó hace unos 60 años. Sólo que por 1956 las conocían como raspadillas "Doña Chelita" y por esos años ya gozaban de un prestigio único. Años después su hermano se incluyó en el negocio y empezó a forjarse la leyenda. Es por los 80's cuando los Garibay tenían un negocio fuerte y popular. Gente de muchos lugares llegaba a su puesto en Palermo (el mismísimo Belaúnde había ido a dar su aprobación) y se acumulaban a la espera de las deliciosas raspadillas. El mismo Armando Garibay (80) nos comenta acerca del éxito del negocio: lo más importantes la atención al cliente, todos los trabajadores sabían que los clientes eran "señor", "señora" y "señorita". Otro punto a favor es el de los insumos: hielo "Demesa" (para consumo humano) y jarabes 100% naturales, sin saborizantes artificiales. Además usan trituradora de hielo manuales, de las que realmente trituran el hielo.



Los sabores que ofrecen son: Fresa, Mango, Coco y Tamarindo. Son deliciosos a más no poder y el hielo tiene una peculiar y agradable consistencia. Está de más decir que son altamente recomendables y que no hay pierde con ellas. 


FOOD TRUCK "EL ACORAZADO"


"El Acorazado" es un food truck ubicado en La Victoria, a una cuadra del parque "El Porvenir". La idea nació de Rusvelt, un cocinero egresado de D'Gallia y que ha sido jefe de cocina del Restaurante "Killimanjaro" y del Casino "Maximus". 

Con el tiempo fue madurando la idea de abrir un Food Truck de comida marina con insumos frescos, buena calidad, sazón incomparable y precios accesibles al público. El resultado fue "El Acorazado". ¿Porqué el nombre tan peculiar? Pues es sencillo: la idea era decorar el camión y darle el aspecto de un barco acorazado. No se pudo en un inicio pero la idea ahí está. 



Pero el Food Truck si abrió y empezó a dar múltiples opciones para los  clientes: desde las impresionantes leches de tigre, pasando por épicas causas de pulpa de cangrejo y el clásico pero asombroso ceviche. La gran especialidad de la casa es La leche de tigre. Hechos con sabor real, no hay nada igual que haya probado en mi vida. Una excelente alternativa. 



El otro punto a favor son los precios e insumos. Todos los platos son preparados en el momento con insumos absolutamente frescos. Una maravilla que deleitará a los clientes más especiales o quisquillosos. 
Y tú, ¿estás listo para sumergirte en este océano de sabores a bordo del Acorazado?



EXTRAS
De todas maneras, Gamarra tiene oculto todo un paraíso gastronómico. Hay múltiples opciones para múltiples bolsillos y demandas. Sin  ir muy lejos. al frente de parque Cánepa cruzando el jirón Huánuco encontramos en una esquina a una señora que vende la mejor Chicha y Maracuyá de la zona. Y es precisa, porque con ese sol, nada mejor que una bebida bien refrescante. Y de confianza, lo más importante. Evitemos comprar a personas que no estén debidamente identificadas, no querrán llevarse una sorpresa.

Eso es todo por el momento gente, ya saben, a veces debemos enfrentar el calor e ir de compras, si vamos a Gamarra, ¿porqué no aprovechar las oferta gastronómica del lugar?

Hasta la próxima, un abrazo Mochilero.





viernes, diciembre 30, 2016

PLAYAS CERCANAS A LIMA PARA AÑO NUEVO

Gente, muchas veces, por más corazón de viajeros que tengamos, nos quedamos en Año Nuevo botados en Lima y con una indescriptible sensación de que deberíamos estar en otro lado. Les hablaría de que lo importante es con quien estar, gozar de buena salud y cosas por el estilo. Pero esas frases motivadoras las deben estar viendo por toneladas en Facebook. Por eso les dejo 4 destinos para escaparnos a última hora, de bajo costo y con diversión asegurada.

PUNTA HERMOSA

Punta Hermosa
Punta Hermosa (como su nombre lo dice) es un lugar hermoso. Tiene amplias playas y todas cercanas: Playa Blanca, Negra, Caballeros, Señoritas, Norte y más. Sin embargo de las que he mencionado están ubicadas en la zona urbana, por lo que es necesario saber que no podemos acampar ni beber en la vía pública. Sé que les encanta tomarse unas chelitas en el malecón, pero hay bares y restaurantes, así que respetemos las normas. 

Por otra parte la oferta de servicios es variada y completa (farmacias, bodegas, hospedajes, restaurantes, etc.). Les recomiendo el Hospedaje La Rotonda, el restaurante "Entre Mares"  y Postres "La Casa de Gloria".

PARA LLEGAR sólo debe ingresarse por la Panamericana Sur, a la altura del KM. 35. Más fácil, imposible. 

BALNEARIO TUQUILLO

Tuquillo
Acá el objetivo fue ir a la playa Tuquillo, una belleza. Imaginen una playa de color turquesa, con olas calmadas y una temperatura perfecta. Una maravilla. Rodeado de arena y enmarcado por un impresionante cielo azul, es más de lo que se puede pedir. Cerca a la playa hay cevicherías a precios regulares. Hasta donde sé se puede acampar en la playa, aunque también hay hoteles cerca a la playa, o también pueden quedarse (si lo desean) en Huarmey. 



PARA LLEGAR se debe llegar a Huarmey, que se ubica en el KM. 293 de la Panamericana Norte. Está ubicado en el departamento de Ancash. Hay también otras opciones para acampar cerca a Huarmey, así que no está de más preguntar.

PLAYA COCOY

Playa Cocoy (Imagen: viajeros.com)
Como extra quiero compartir con ustedes la recomendación de nuestro amigo Leonardo, uno de los ganadores del último concurso de Mochilea Perú). La Playa Cocoy se ubica en las en las afueras de Huacho. Es una de las playas escondidas del norte chico, por ende no hay demasiada gente que la visite.

PARA LLEGAR es necesario tomar el desvío de El Paraíso en la Panamericana norte (Km. 136). Una vez en ese camino se toma otro desvío a la mano izquierda para llegar a la Playa Cocoy. 

Nota: Importante ir en camioneta 4x4 ya que un auto podría quedarse en la arena. Además debemos tomar en cuenta que no hay servicios básicos en esa playa.

PLAYAS ÑAVE Y LA BASE

Playa Ñave (Imagen: viajaporperu.com)


Les comparto este destino recomendado por nuestra amiga blogger Indira, de la página http://www.viajaporperu.com/. Para llegar a Ñave nos recomiendan ir con movilidad propia (no es indispensable 4×4 pero si un auto no tan bajo). Se debe ir primero a Chilca (ciudad), a 62,5 km al sur de Lima. Una vez allí, preguntar por la pista que va a Ñave, que sale desde la plaza principal.  Es una vía afirmada que va paralela a la playa y en dirección norte. Se llega al final de la pista y después unos 25 minutos más.

Playa La Base (Imagen: viajaporperu.com)

Al costado encontramos "La Base", una playa muy escondida, separada solamente por un cerro. La playa está rodeada por formaciones rocosas y cuevas que la hacen muy divertida para quienes les gusta caminar y  explorar. Indira nos recomienda subir el cerro, pues desde allí se tiene una vista increíble de Ñave y La Base, así como la distintas entradas del mar. Si bien es playa, para explorar es bastante recomendable llevar zapatillas y tener cuidado en el camino.

Agradecimientos especiales a Leonardo Ángeles y a Indira Palomino, blogger del portal viajaporperu.com, por las fotos y las referencias. 

Eso es todo. Espero pasen un excelente año nuevo. Suerte.

sábado, diciembre 24, 2016



miércoles, diciembre 21, 2016

NO ES PUNTA CANA, PERO PUNTA HERMOSA TIENE LO SUYO!!!

(Escrito en verano del 2015)
Hey gente mochilera! Es hora de cambiar de aires por lo que el primer ¿artículo? de este año es PUNTA HERMOSA. ¿Qué? ¿Y porque un artículo sobre la playa? ¿Y el campo? En primer lugar, fue escrito en el verano y durante el verano llueve en la sierra y en más de una vez me había visto obligado a dar media vuelta en una caminata, y en segundo lugar, Lima aburre, Lima estresa, Lima jode y al menos una vez al mes me quiero desaparecer de Lima la Horrible. Era verano, ¿donde podía ir? Playa pues.

Punta Hermosa... ¡¿por qué?! NO es Punta Cana ni Punta Sal pero está fuera de Lima, está cerca, la gente va a relajarse y, aunque me niegue a aceptarlo, Verano es playa. Y si es una no tan concurrida, limpia, segura y chevre como Punta Hermosa, tanto mejor.

Playa Negra (Punta Hermosa)
LA LLEGADA

Para llegar a Punta Hermosa conozco tres opciones. La primera es agarrar tu couster en Venezuela, Arica, Bolognesi o cualquier punto del recorrido de los que van a San Bartolo. La segunda es ir por la Panamericana Sur y tomar un colectivo en Atocongo. La tercera (no sé si será cierta) implica bajar en el cruce de las avenidas Abancay y Grau. Hay un centro comercial, a la vuelta hay buses que van hacia el sur. Son algo de dos horas de viaje, dependiendo del tráfico infernal de Lima. Al llegar, bajé en un paradero a la entrada de Punta Hermosa, la referencia es un cartelón de Gaseosa ¿Oro? :/ ah!, también hay un SISOL al frente.

El siguiente paso era encontrar hospedaje, afortunadamente Cris, como buena enamorada que es, fue temprano a buscar un hospedaje que cumpliera tres requisitos: precio razonable, buena ubicación (cerca a la playa) y que tenga una cocina común o un frigobar para tener bebidas frías a la mano. Al final nos quedamos con el Hospedaje La Rotonda (Av Bolognesi #580 / 230 7753) que no es tan económico, pero bueno, era mi aniversario con Cris así que no importaba, además había un frigobar en el cuarto y estaba en frente de la playa. Cómo llegué un poco tarde llegué y de frente un chapuzón, una asoleada, otro chapuzón y al hospedaje.

Hospedaje "La Rotonda" (es mucho mejor de lo que se ve)

INICIAN LAS MINI VACAS

Una vez bañados y con mucha hambre decidimos salir a comer algo, al respecto Fourquare andaba un poco confuso, de manera que preferimos salir a buscar por nuestra propia cuenta. Saliendo hacia la carretera por la avenida García Rada y a tres cuadras de la tranquera encontramos "Matambrito", un restaurante bonito, con buenos precios y una obsesiva y delirante decoración de gallinas y derivados plumíferos. Probamos el pollo a la leña, salchipapas y el queso helado. En cuanto al pollo y el queso helado estaban épicos, mientras que la salchipapa estaba sólo bien, claro que aún así mejor que la del Munich (nunca lo superaré). Tienen una dama juana llena de rabanitos de distintos colores, pero a juicio de Cris estaban dulces y empalagosos. La señora (asumo que la dueña) andaba de mal humor, así que no nos quedamos mucho peor igual es un buen sitio, lo recomiendo.

Playitaaa :)
Al día siguiente fuimos a la playa Caballeros, igual el agua estaba fría pero buenaza, y también habían sillas y sombrillas por doquier. Entendí que estaban instaladas por los dueños de las cebicherías y te dan el sitio "gratis" por el consumo. Al regreso decidimos almorzar en la "Esquina del Churre", conocido restaurante del lugar y muy marketeado por Foursquare. NO VUELVO NI INVITADO. El mozo, haciendo gala de una descortesía épica, ante cada una de nuestras preguntas se limitaba a señalar  en la carta los precios de los platos. Comimos ceviche y chicharrón mixto, una pérdida de dinero y tiempo. El sabor era bastante regular, honestamente he comido mejores en carretillas y mercados. Eso sin contar con los gatos que andaban dando vueltas como si fueran los señores. En resumen, no volvería ni aunque me inviten.

Luego nos fuimos caminando por el Malecón hacia la playa Caballeros y en el camino encontramos Playa Norte, un poco más chica que su vecina, pero con olas más fuertes y brutales, perfecta para surfistas. A la salida de Caballeros encontramos "La Heladería", un lugar de postres y dulces, o sea, felicidad. Había una gran variedad de postres, pero luego de mucho revisar nos decidimos por unos panqueques con helado, pero por equivocación de la que atendía terminó siendo brownie con helado (chocolate y fudge). Estaba extremadamente delicioso y a un precio bastante razonable. Definitivamente lo mejor para la media tarde, muy rico.

Paseo de los Tablistas
A la hora del almuerzo decidimos comer algo rico y caminamos hasta playa Caballeros, donde habíamos visto el día anterior una cevichería: "Entre Mares", que se veía bastante bien. Luego de darle una revisada a la carta (los precios eran regulares) nos decidimos por una causa de pula de cangrejo y ceviche de pescado. Con temor y ansiedad en la larga espera nos preparamos para lo que viniese. Grande nuestra sorpresa cuando nos percatábamos que estábamos comiendo la mejor Causa del universo. El segundo plato, ceviche, nunca falla, y en esta ocasión tampoco. Un muy rico ceviche y una causa extremadamente épica.

Al regreso al hospedaje encontramos picarones, postre que tiene la propiedad de alocar a Cristina, en el mismo Restaurante del hospedaje (La Rotonda) y estaban deliciosos . Debo decir que la miel de higo era una cosa de locos.

Por la noche nos dimos un chapuzón y luego salimos tarde a tomarnos una botella de Jagger en el malecón, mientras que conversábamos y reíamos, mirando y oyendo las olas del mar.

EL ÚLTIMO DÍA

Playa Señoritas (Punta Hermosa)
A la mañana siguiente amanecimos con la idea de conocer una playa nueva, pensamos en Kon Tiki o incluso embajadores pero la flojera nos ganó y pensamos en algo más cercano. ¿El resultado? Playa Señoritas. Esta playa tiene olas más bajas que Playa Norte e incluso que Playa Caballeros, pero tiene un pequeño inconveniente: piedras. El tema es que hay bastantes piedras y en particular unas bastante grandes lo suficientemente cerca como para golpearte al nadar, pero invisibles bajo las olas. El resultado fue regresarnos a Playa Blanca, porque simplemente, eso no era vida.

Luego del almuerzo había llegado la hora de partir, de modo que caminamos hacia la salida y nos apresuramos a embarcarnos de regreso a la (en verano) calurosa y pegajosa Lima.

BONUS

Cevichazo y causa en "Entre Mares"
En una siguiente ocasión que regresamos a Punta Hermosa fuimos a comer postres a un lugar llamado La casa de Gloria, lugar reconocido y de mucho nombre. La especialidad son postres y jugos, así que tomamos la carta y empezamos a escoger. Los resultados: un par de vasos de chicha (estaba deliciosa) , delicia de Maracuyá y crocante de manzana con un par de bolas de helado encima. Fue devastador, por un momento tocamos el cielo y entendimos que significaba "gloria". Literalmente la descubrimos. Si tiene curiosidad y quieren saber los precios y platos revisen: http://lacasadegloria.com/

En lo que respecta  a hospedaje, si no quieren pagar demasiado (el promedio es S/.100 un cuarto que con suerte tendrá baño privado) le recomiendo ir a la pollería "El oriente del Sur" ubicado en la vía principal, se encuentra pasando el mercado (hacia la panamericana) y al frente. El cuarto está a la vuelta de dicha pollería y están promedio S/.60.00.

Mochileros, algunos precios :

Hospedaje La Rotonda: S/. 270.00 (3D/2N)
Raspadillas: S/. 4.00
Picarones: S/. 5.00
Brownie con helados: S/. 12.00

MATAMBRITO
1/4 Pollo a la leña: S/. 12.00
Salchipapa: S/. 6.50
Queso helado: S/. 5.00
Chicha morada: S/. 2.00

LA ESQUINA DEL CHURRE
Ceviche con Chicharrón mixto: S/. 35.00
Jarra de limonada: S/. 15.00

ENTRE MARES
Causa de pulpa de cangrejo: S/. 25.00
Ceviche de pescado: S/.25.00
Jarra de limonada: S/. 20.00

Un abrazo mochilero.

sábado, diciembre 10, 2016

MI HUAROS QUERIDO: TURISMO VIVENCIAL EN CANTA



Huaros (Canta, Lima). Diciembre, 2016

La semana pasada fui invitado a una visita al distrito de Huaros, ubicado en Canta. El objetivo era conocer las nuevas propuestas de este distrito, que lleva año enfocado en promover el turismo en Huaros y por consiguiente Canta. En lo que respecta a mi experiencia personal, recuerdo haber ido alguna vez, pero al no encontrar actividades en el pueblo fue directamente a la piscigranja. Hoy, esto está cambiando y me da mucha alegría ver como Canta se desarrolla poco a poco.

Pero bueno, empecemos. La partida fue en el centro de Lima (Plaza San Martín) una buena opción, considerando que hay gente que viene del sur o del mismo centro, y la siguiente parada fue en Plaza Norte. El camino de ida fue bastante tranquilo, gracias a dos carreteras: la que une Lima con Canta (inaugurada a final de Julio de este año) y la que une Canta con Pasco. Igual es recomendable detenerse en Canta si no llevan pastillas, bloqueador o sombrero, ya que todo esto es necesario para las actividades que realizaremos (caminatas por ejemplo).

Huaros
Una vez llegados a Huaros (a unos 20 minutos de Canta) encontramos un hermoso pueblo donde nos recibieron las autoridades para realizar una pequeña ceremonia. El plan era hacer un city tour: la plaza, la iglesia y dos miradores. Pero primero fuimos al restaurante "El Rocío" que tenían una excelente sazón, cosa que pude comprobar al día siguiente. Luego a instalarnos al Hospedaje Comunal de Huaros, y después a empezar el tour. 


Calles de Huaros

Y así empezamos el turismo vivencial, con el ordeño a las vacas. Fuimos al establo e incluso algunos se animaron a realizarlo. Era sencillo y nos explicaban como de una forma bastante didáctica. Una vez ordeñadas las vacas nos dieron de probar un poco de la leche (que estaba muy bien) y luego ingresamos a un  local donde observamos una parte del proceso de la preparación de queso. 


Elaboración de quesos

Luego de eso tuvimos tiempo de pasear por el pueblo y aproveché para visitar la plaza, iglesia y subir al campanario, desde pude tomar unas bonitas fotos de la plaza. También tu ve oportunidad de ingresar al cementerio y dí unas vueltas en medio de un silencio sobrecogedor.


Mirador de Jesuí
Por la tarde (después de un sancochado y una pachamanca realmente épicos) regresamos al establo para terminar con el proceso de elaboración de quesos. Bastante interesante, en especial lo referente a la elaboración de quesos utilizando "cuajo".  


Mirador de Jesuí #2
Lo que continuaba era una visita a los miradores del pueblo: Jesuí (llamado "de la fogata"y Sonkuchu. Desde el último se podía observar el río y la piscigranja, tan cercanos que uno pensaría que podría llegar de una salto. El de Jesuí está al costado de la iglesia y permite tener una buena vista del valle. Y así finalizamos el día, luego de una buena cena y una fogata donde nos contaron algunas historias.



Al día siguiente ya venía lo fuerte, era momento de ir al rodal de puyas de Raimondi. Este destino, uno de los más importantes de la zona, se encuentra a unos kilómetros del pueblo, por lo que es necesario ir a caballo (a no ser que dispongas de muy buen físico y mucho tiempo) al menos en la subida. Empezamos el recorrido y luego de atravesar montañas y quebradas llegamos (luego de hora y media) a nuestra meta. En ese sitio bajamos de los caballos y Silvia (nuestra amable guía) se dedicó a darnos la correspondiente explicación del lugar. Luego de eso hicimos un interesante pago a la tierra para presentarle nuestros respetos a la tierras  y a "los abuelos" y obviamente, las fotos de rigor.


Pago a la tierra
Nos comentan que las Puyas de Raimondi pueden alcanzar una altura de 10 - 12 metros y que viven a esta altura (3950 msnm). Viven (según los últimos estudios) entre 70 y 80 años y en los alrededores han registrado más de 1500 puyas. Un número bastante impresionante. 


En Jarapampa (junto a la Puyas)
El descenso lo hice a pie y después de unas buenas 2 horas y media llegué al pueblo, luego de una pequeña equivocación (junto a otra invitada al recorrido nos confundimos y desviamos del camino, teniendo que hacer un esfuerzo extra para llegar) cansado, pero feliz. El tiempo apremiaba y ya teníamos que partir hacia la piscigranja, donde almorzaríamos.

Había llegado así el momento de la despedida y así dejaba Huaros, un lugar muy bonito del que llevo buenos recuerdo y al que definitivamente espero volver.

Un abrazo mochilero.


MOCHILEA PERU

Un blog hecho por y para amantes de viajar.