miércoles, marzo 15, 2017

LAS PLAYAS DE HUARMEY II: LOS GRINGOS, LOS PERDIDOS Y LA COCINITA.


¡Hola gente mochilera! Les escribo para contarles sobre tres puntos geniales que conocí el fin de semana pasado en la siempre impresionante costa de Huarmey. 

Se trata de: (1) los arrecifes conocidos como "Los Gringos", (2) playa "Los Perdidos" y (3) playa "La Cocinita". 

Para empezar el recorrido nos encontramos en la Plaza de Armas de Huarmey, de donde partimos para el Kilómetro 310 de la Panamericana Norte e ingresamos para un lugar desde donde podemos observar los arrecifes como "los gringos" y la "Gruta de Santiago".

Luego de las selfies y fotos de rigor nos dirigimos hacia la primera playa de la mañana: los perdidos, ubicada a unos 15 minutos (aproximadamente en el kilómetro 307 de la Panamericana Norte). Sobre el nombre hay dos historias que narraré brevemente. 



La primera habla sobre una comitiva que llevaba piezas de oro destinadas al rescate del Inca Atahualpa, sin embargo llegaron las noticias de que había sido ajusticiado y decidieron esconder el oro enterrándolo. La historia salta 500 años y nos lleva a una persona que encontró una de estas piezas. Años después llegan noticias de que una pieza con las mismas características se encontraba expuesta en un museo de New York. Y tenía una etiqueta que decía: "El Maltino, Huarmey, Ancash". 


La otra historia habla de un pescador que salía  a pescar en la noche. Cuentan que un día volvió a su casa más temprano de lo habitual y encontró a su mujer con otro. Lejos de volverse loco, simplemente se fue de su casa y decidió vivir en una gruta ubicada en la playa. Tiempo después, al salir a la playa apareció una niebla de la que no regresó jamás. Sin embargo, cuentan que si estás en la playa y aparece una extraña niebla podrás escuchar la ronca voz de un señor que te pone la mano en el hombro y te pide un poco de carnada. Claro, al girar la cabeza no verás a nadie. 



El siguiente paso fue recorrer la costa entre "Los Perdidos" y "La Cocinita". El camino es bastante divertido: hay que trepar un poco, cruzar por el agua y mucho más. Una genial experiencia para los amantes de la playa y las caminatas. 

Y finalmente llegamos a la meta de este recorrido: "La Cocinita". Ésta es una playa un poco escondida, ubicada entre los arrecifes de la zona. Cuando la marea está alta las olas son un poco fuertes, pero al fin y al cabo es una playa encantadora.



Y después de una buena caminata lo normal es deshidratarse. Es por eso que nuestro guía Santiago llevó un cooler con algunas bebidas para que la gente pueda refrescarse. Incluso puede sorprenderte con un exquisito chilcano a orillas del mar. Nada mejor, ¿cierto?

En la cocinita pasamos el resto de la agradable mañana y (aproximadamente a las 2 pm) llegó la hora de partir. Salimos del agua y emprendimos la subida hacia donde estaba nuestra movilidad y partimos de regreso a la ciudad, sin olvidar la hermosa experiencia que habíamos vivido.





Nuestros agradecimientos a Huarmey Tours y en especial a Santiago (980-832-115), quien fue nuestro guía en esta divertidísima experiencia. Es importante resaltar que la hermosura de esta experiencia radica en lo alejadas que están estas playas del bullicio de la ciudad, de hoteles y restaurantes. 

Es por esto que, si las vamos a visitar, por favor tomar en cuenta dos puntos:
1. Para ir es muy recomendable tomar servicio de guiado, ya que puede ser peligroso en ciertas partes para alguien que no conoce.
2. Mantener limpias las playas y no llevar contaminación con nosotros (ni siquiera acústica).

Dicho esto, les deseo buen viaje y un gran abrazo mochilero.